Una exposición homenajea al artista Antonio María Almazán

28/05/2013

Bodegón de Antonio María Almazán
Bodegón de Antonio María Almazán

La sala de exposiciones del Palacio de Montemuzo abre sus puertas para mostrar la obra del veterano pintor turolense hasta el 30 de junio.

Antonio María Almazán es uno de los artistas aragoneses más importantes de la segunda mitad del siglo XX y los últimos años. Por eso el Palacio de Montemuzo ha preparado un homenaje en forma de exposición que gira en torno a la obra, figura y trayectoria del pintor.

"Antonio María Almazán es hoy, por edad, sabiduría y prestigio, el patriarca de la pintura aragonesa, el precioso manantial de experiencia en el que las jóvenes generaciones tienen la oportunidad de beber para seguir el ejemplo del esfuerzo continuado y el amor a Aragón", dice Jaime Esaín, de la Asociación Aragonesa de Críticos de Arte.

El artista turolense estudió en la Escuela de Artes de Zaragoza y en 1986 fundó la asociación ADAFA (Asociación de Artistas Figurativos Aragoneses) para poner en valor y reunir en un mismo lugar a la corriente del arte figurativo de la región. Actualmente es presidente de la asociación y desde el año 2006 es académico de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, de Zaragoza.

Su obra huye de modas y vanguardias: Almazán es un academicista que practica la figuración tradicional. Los paisajes, objetos -entre otros, bodegones- y personas son fundamentales en un repertorio que cuida la expresión a través del conocimiento del pintor sobre la línea y el color.

La muestra se podrá visitar de martes a sábado en horario de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00; los domingos y festivos, de 10.00 a 14.30 y los lunes permanecerá cerrada.