¿Arte o locura?

Ms Marrod - 03/03/2010

Estátuas que presiden la puerta de la casa
Estátuas que presiden la puerta de la casa

A 45 km de Zaragoza, en la localidad de Épila, un vecino -muy peculiar- construye, con su tiempo y sudor, su personal casa con estatuas que no pasan desapercibidas ante los ojos de nadie. Como él la denomina "es la casa de Dios, dónde se mezclan ángeles y demonios".

Julio Basanta, (albañil retirado) de casi 80 años, lleva construyendo su casa alrededor de media vida. Compró estos terrenos hace 40 años y poco ha poco ha ido convirtiendo su casa en lo que es hoy en día. Las torres que la vigilan parecen parte de un castillo, pero con una diferencia, en lo más alto de éstas no hay vigías con arcos y flechas, sino demonios.

Recibe a las visitas con música sacra. Si por casualidad te paras a mirar cada una de las estatuas que hay tardarás un buen rato en analizarlas todas. Cada una tiene un significado diferente, que Julio te explica encantado. Es muy difícil aburrirse al visitar esta casa, si le preguntas te cuenta todo, no repara en nada.

Lo más llamativo es la popularidad que tiene. Al llegar a la puerta, se puede leer un letrero escrito con su puño y letra que pone: "Los castillos de esta casa han salido en las televisiones de España y parte del extranjero" firmado Julio Basanta. Una casa tan especial que ha salido en multitud de programas televisivos españoles, caso de Crónicas Marciana y Callejeros; y otros internacionales. Además ha salido en diversos medios escritos, no sólo de ámbito territorial, sino que también en cabeceras tan importantes como El País. Ahora, el sueño de Julio es realizar una película, y para eso ya le están buscando un productor, pero hasta el momento hay vídeos en Youtube hechos por chicos del pueblo. Además, para que esta singular historia quede para muchos años un catedrático les ha hecho un libro.

A pesar de su extravagancia hay que entender su particular modo de creación. Las figuras muestran la dureza de la vida del albañil, pero aun así te atiende con alegría.