Mi hermana y yo, en Sant Carles de la Ràpita
Mi hermana y yo, en Sant Carles de la Ràpita

Comienza la cuenta atrás. El viernes cojo vacaciones. La espera se ha hecho interminable, pero sólo en cinco días estaré disfrutando del merecido descanso estival. Este año volaré a Ibiza con mi chico. No hace falta que diga lo divertido que es escaparse en pareja pero, ¿quién no siente cierta nostalgia al recordar los veraneos en familia de la infancia?

IR AL BLOG

Seat 127 rojo sin aire acondicionado ni cinturones traseros. Una familia de seis miembros (he dicho bien, seis personas en un clásico de cinco plazas) se dirigen a Sant Carles de la Ràpita para pasar dos semanas en un apartamento alquilado. Discuten, como cada verano, sobre quién será el primero en ver el mar desde el coche.

Esa familia… es mi familia: mi mamá, mi papá, mi abuela, mi abuelo, mi hermana y yo misma.

Ir a la playa se convierte en toda una odisea. Vamos cargados con las hamacas, la sombrilla, la colchoneta, la comida, los cubos y las palas… Era maravilloso rebozarse en la arena cual croqueta, bucear y jugar a los castillos. Los aviones lanzaban pelotas de Nivea y al cabo de pocos días, estaba tan morena que parecía un Conguito.

Y al «levantar el campamento», a falta de duchas, papá nos lavaba los pies con el agua de un cubo antes de calzarnos. Para comer: paella, sardinas fritas, pollo asado…

A veces nos visitaba también mi tío Antonio, que no paraba de cantar “a la sombra de una sombrilla en el veranooooo, la ensaladillaaaaaaa… qué rica estáááááááááá”. Algunos días íbamos a la lonja, en el puerto pesquero, porque mi padre disfrutaba presenciando las tradicionales subastas. Guardo un recuerdo diáfano de las embarcaciones, el olor intenso, los diferentes colores del pescado y los mariscos, las voces entonando cifras…

Las tardes eran para los helados (Popeye, Drácula, Twister o Frigo Pie –votado como el mejor de la historia por los internautas–), las atracciones de feria, recorrer el paseo marítimo o pescar cangrejos con red. Todos los años hacíamos excursiones al Delta del Ebro y Peñíscola, donde ya demostraba gran afición por las tiendas… Y al menos un día, cenábamos en una pizzería.

Este año vuelo a la Isla Pitiusa, pero quizá dentro de no demasiados años vuelva a veranear en familia. Con la que mi chico y yo formemos. En un coche más grande, mejor equipado… pero cargados también hasta los topes de maletas, sombrillas, colchonetas, cubos y palas. Y espero que mis hijos, al hacerse mayores, sientan la misma nostalgia que a mí me invade mientras escribo estas líneas.

Páginas Web Zaragoza
Tu web completa por 495 €. Precio final. Sin costes de mantenimiento. De calidad y con gestor de contenidos.

Óptica Zaragoza
Expertos en Baja Visión. Óptica Varilux Embassador. También expertos en salud auditiva. Tu óptica en Zaragoza.

Aceite de Oliva Virgen Extra premium
Aceite de Oliva Virgen extra premium de calidad. El toque que necesitas para tu casa o tu restaurante.

Flores a domicilio
Tu web para enviar flores a domicilio. No encontrarás mejor floristería con envío a Zaragoza, península y baleares.

Transformación espumas plásticas
Altas prestaciones y transformación de espumas plásticas para todos los sectores. Amplia gama de materiales.

Especialistas en altura
Todo tipo de escaleras y andamios. Dispositivos anti-caída, plataformas, dispositivos de elevación. Todo el equipo necesario para trabajos en alturas.

21 Comentarios. Dejar nuevo

  • Madre mía qué nostalgia, es verdad. Y no veas qué ilusión me hace pensar que parte de esas vacaciones de ensueño las hemos pasado juntas. Por algo «semos hermanicas» jaja! Ojalá algún día juntemos nuestras familias de veraneo por ahí. ¡Besicos mil y ánimo con la semana que ya queda poco!

    Responder
  • conelculollenoarena
    27 julio, 2009 9:57 pm

    A mí también me limpiaban los pies con un cubo!! Y qué me dices de meter en el coche la colchoneta sin desinflar para no tener que hincharla al día siguiente… A ver qué tal por Ibiza…

    Responder
  • y los tuburones de arena que hacía papá¿?

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú