En diciembre cumplí 25 años (ya sabéis con qué rima 25). El mismo día de mi cumpleaños sentí nacer en mí la sensación de estar haciéndome mayor a marchas forzadas, de que el tiempo se escapa raudo en cuanto bajas la guardia… Sin embargo, lo peor estaba por llegar… Pronto descubrí que mi círculo social se había polarizado y que debía buscar mi sitio entre “los de la fecha” y «los de la infancia madura».

IR AL BLOG

Mis amigos tienen edades comprendidas entre los 22 y los 28 años. Pues bien, los del grupo al que me referiré en primer lugar o se han casado o tienen fecha para hacerlo. Siempre me ha hecho gracia lo de “tener fecha”. “No hagáis planes para el 12 febrero del 2011… que nos casamos”, te anuncian. ¿En el 2011? ¿Dentro de tres años?

Me asombra que no se pregunten si se seguirán queriendo entonces ni cuánto. La experiencia me dice que la vida se empeña una y otra vez en sorprenderte, en darle la vuelta a tus planes, y te obliga a ir improvisando sobre la marcha. Por eso vivo el presente, procuro ser feliz aquí y ahora. Y no es que sea una “compromisofóbica”, es que conozco la horrible sensación que produce descubrir, de pronto, que lo que sientes por tu chico es absoluta indiferencia, aunque tiempo antes (tres años, por ejemplo) hubieses dado la vida por él.

El caso es que un buen día me encuentro con que mis amigas de toda la vida han formado un club exclusivo (que he bautizado como “las del Telva Novias”). Para ingresar debes estar puesta en asuntos como los maravillosos diseños de Rosa Clará para el día más especial de tu vida o los diferentes menús que brinda el restaurante Sella para el feliz evento… ¡porque no hablan de otra cosa!

La otra pandilla es la de los eternos adolescentes: los que salen los jueves, los viernes, los sábados… algún martes… Mi cuerpo ya no aguanta semejante rutina de excesos, pero es que, además, la noche que decides apuntarte a la fiesta te ves obligada a sufrir la tiranía del “¡tú no te vas todavía, mujer, que son sólo las tres!”. Antes bebía como una cosaca, ahora con un par de cubatas se me traba la lengua. No conozco las canciones que pinchan los dj´s ni los garitos de moda. Enseguida me duelen los pies… y la espalda. En fin… que para hacer “la pena negra”, me quedo en mi casa.

¿Habrá un lugar en el mundo para mí?

Páginas Web Zaragoza
Tu web completa por 495 €. Precio final. Sin costes de mantenimiento. De calidad y con gestor de contenidos.

Gestoría Fiscal laboral Zaragoza
Dilatada experiencia en el campo del asesoramiento integral a Empresas y Profesionales. Fiscal y Laboral.

Aceite de Oliva Virgen Extra premium
Aceite de Oliva Virgen extra premium de calidad. El toque que necesitas para tu casa o tu restaurante.

Flores a domicilio
Tu web para enviar flores a domicilio. No encontrarás mejor floristería con envío a Zaragoza, península y baleares.

Transformación espumas plásticas
Altas prestaciones y transformación de espumas plásticas para todos los sectores. Amplia gama de materiales.

Estudio creativo en Zaragoza
Proyectos de arquitectura efímera, residencial, contract y retail. Activar las emociones a través de los espacios es posible.

17 Comentarios. Dejar nuevo

  • Está claro que los que te leemos en silencio y asentimos tenemos que salir a la superficie y hacernos notar. Ni bodorrio ni eterna adolescencia. Hay un lugar para nosotros, de hecho, un sitio muy grande, porque creo que somos muchos, lo que pasa es que somos discretitos…

    Responder
  • Monicaca Soultera
    14 septiembre, 2008 7:22 pm

    Je,je,je… Ya sabes que no estás sola, que algunas nos parece estar aún más lejos de todo eso… Que o me caso en Las Vegas con un desconocido o ya no les pillo ni de coña, vamos. Jajaja! Muy buena la entrada. ¡Besicos reina!

    Responder
  • Me ha divertido y sahecfisto el comentario que compara la vida diaria con el ejercicio del golf. Muchas veces lo he hecho en diversas circunstancias y, casi siempre, he recibido comentarios del desprecio que se aplica a los fane1ticos. Muchas virtudes se ejercitan y aplican con similitud en ambas disciplinas. Podredamos alargarnos pero no me parece el lugar.Felicidades. Un abrazo de amigo.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menú